Trabajamos: Lun-Vie (Sáb-Dom - día libre) con 09: 00 18 a: 00

+375291102388
+375291102388

Recaudación de créditos en virtud de un contrato de servicios

<¿El cliente se niega a pagar los servicios prestados por usted? ¿No se firma el acta, pero se hace la obra? ¿Tiene el cliente requisitos irrazonables para su trabajo que no están previstos en los términos de referencia? Contáctenos, juntos obligaremos al cliente a cumplir con las obligaciones asumidas en el contrato. Se llama colección de cuentas por cobrar.

El riesgo de impago en el sector de los servicios se ve agravado por el hecho de que el objeto del contrato de servicios suele ser de naturaleza intangible y el problema es la prueba del hecho de que se ha prestado el servicio. Este riesgo es especialmente evidente en el caso de los servicios de consultoría. En el caso del comercio y de los mismos servicios de transporte, la cuestión se resuelve de forma más sencilla. Ninguna entidad comercial en su sano juicio transferirá mercancías ni las aceptará para su transporte sin tener en sus manos los documentos de envío firmados. Las excepciones a esta regla solo pueden explicarse por una baja cultura legal. Dado que la circulación de mercancías sin los documentos adecuados tiene consecuencias negativas desde el punto de vista del derecho de responsabilidad civil. Con los servicios todo es diferente, ya que el cliente casi nunca aceptará firmar inmediatamente el certificado de aceptación de los servicios prestados y acertará. Después de todo, al firmar el acto, perderá la oportunidad de presentar un reclamo en caso de prestación de servicios de mala calidad.

Para que el cobro de las cuentas por cobrar se realice sin problemas, siempre debe incluir en el contrato de prestación de servicios una disposición sobre la aceptación automática del acto de aceptación de los servicios prestados por el cliente. Debe indicarse en el contrato no sólo que el certificado de aceptación recibido y no devuelto dentro del plazo señalado significa la aceptación de los servicios. Pero también el hecho de que el artista intérprete o ejecutante en la situación de que se trate tiene derecho a redactar un acto unilateral, que tendrá la fuerza jurídica de uno firmado bilateralmente. La presencia de tales disposiciones en el contrato le permitirá cobrar la deuda en virtud del contrato de prestación de servicios en el orden de los procedimientos judiciales.

No obstante, si el cliente se niega justificadamente a aceptar los servicios prestados, sólo podemos hablar de presentarle una reclamación. En este caso, surge el problema de probar el hecho de la prestación oportuna y de alta calidad de los servicios. Las declaraciones de testigos y la evidencia escrita pueden citarse como evidencia. La prueba escrita se refiere principalmente a la correspondencia entre las partes del contrato. Debe garantizarse el máximo volumen de flujo de documentos con el cliente, ya sea por correo certificado con acuse de recibo, o por mensajería. Los correos electrónicos pueden tener un valor probatorio dudoso. Especialmente si no estamos hablando del correo electrónico especificado en los detalles del contrato, sino de la correspondencia en las redes sociales, los servicios de mensajería. Cuando el acusado toma una posición activa, tales informes casi nunca pueden ser pruebas. Después de todo, incluso un fax suele ser percibido negativamente por los representantes conservadores del poder judicial. Pero es casi imposible refutar la recepción de una carta en presencia de una notificación de entrega a RUE "Belpochta" si está firmada por una persona autorizada para recibir correo.

El testimonio de los testigos de los empleados del contratista también puede servir como evidencia. Especialmente en lo que se refiere a la acreditación del tiempo dedicado al trabajo, pagadero según las tarifas aprobadas. Si el contratista contrata a terceros (subcontratistas) para realizar el trabajo, esta posibilidad debe estipularse en el contrato de servicios. En caso contrario, el demandado podrá alegar que los gastos del contratista por la remuneración de terceros no son reembolsables. Ya que, por regla general, el contratista está obligado a prestar personalmente los servicios.

Los derechos de los clientes que son consumidores están sujetos a una protección legal especial. En particular, en lo que se refiere al derecho a denegar la aceptación de los servicios prestados. Sin embargo, se debe tener en cuenta el hecho de que a menudo las personas físicas que no son empresarios individuales, pero que solicitan servicios claramente no son para necesidades personales, domésticas o familiares, solicitan los derechos del consumidor. Por ejemplo, el fundador de una agencia de diseño puede solicitar servicios para crear un sitio web para una agencia de diseño. Por supuesto, la disputa estará bajo la jurisdicción del tribunal general, si la parte del contrato es un individuo. Pero una clara discrepancia entre el resultado de los servicios y los objetivos del consumidor hace que sea ilegal que el deudor se refiera a la legislación que protege a los consumidores.

También es importante para el cobro efectivo de las cuentas por cobrar a favor del contratista la presencia en el contrato de los términos de referencia correctos. Esto es especialmente importante cuando se brindan servicios complejos, como la creación de un sitio web, un plan comercial o una investigación de mercado. Sin embargo, la presencia de dicha tarea también es importante en caso de violación de los derechos del cliente que realizó un pago por adelantado, pero no recibió los servicios solicitados.

Información de contacto: Skobei Andrey Nikolaevich, abogado licenciatario, puede contactarlo por teléfono (+37529 1102388) o por correo electrónico (info@legaltime.by).

Añadir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Обязательные поля помечены *

volver a publicaciones
Haga una pregunta a un abogado